Más allá de los límites de tu mente

menú
  • Lección 113

Para los repasos de mañana y noche:


1. (95) Soy un solo Ser, unido a mi Creador.

 

Mías son la serenidad y la paz perfecta, pues soy un solo Ser, completamente íntegro, uno con toda la creación y con Dios.

 

2. (96) La salvación procede de mi único Ser.

 

Desde mi único Ser, cuyo conocimiento aún permanece en mi mente, veo el plan perfecto de Dios para mi salva­ción perfectamente consumado.

 

3. A la hora en punto:

Soy un solo Ser, unido a mi Creador.

 

Media hora más tarde:

La salvación procede de mi único Ser.

 

 

 


Selecciona el ejercicio que estés practicando poniendo su número en la casilla “Mi lección” y haciendo clic en “Ir”. Este sitio recordará el último ejercicio seleccionado cuando vuelvas.


Mi lección


Ir

Compartir en:

Whatsapp Facebook Twitter Google+