Más allá de los límites de tu mente

menú
  • Lección 117

Para los repasos de mañana y noche:


1. (103) Dios, al ser Amor, es también felicidad.

 

Quiero recordar que el amor es felicidad y que nada más me puede hacer feliz.

Elijo, por lo tanto, no abrigar ningún sustituto para el amor.

 

2. (104) Busco únicamente lo que en verdad me pertenece.

 

EI amor, al igual que la dicha, constituyen mi patrimo­nio.

Éstos son los regalos que mi Padre me dio.

Acep­taré todo lo que en verdad me pertenece.

 

3. A la hora en punto:

Dios, al ser Amor, es también felicidad.

 

Media hora más tarde:

Busco únicamente lo que en verdad me pertenece.

 

 

 


Selecciona el ejercicio que estés practicando poniendo su número en la casilla “Mi lección” y haciendo clic en “Ir”. Este sitio recordará el último ejercicio seleccionado cuando vuelvas.


Mi lección


Ir

Compartir en:

Whatsapp Facebook Twitter Google+