Lección 203

No soy un cuerpo. Soy libre. Pues aún soy tal como Dios me creó.


1. (183) Invoco el Nombre de Dios y el mío propio.

 

El Nombre de Dios es mi liberación de todo pensamiento de maldad y de pecado porque es mi nombre, así como el de Él.

 

No soy un cuerpo. Soy libre.

Pues aún soy tal como Dios me creó.

 

 

 

 



Lección del día





Boletín mensual