Lección 206

No soy un cuerpo. Soy libre. Pues aún soy tal como Dios me creó.


1. (186) De mí depende la salvación del mundo.

 

Se me han confiado los dones de Dios porque soy Su Hijo. Y deseo otorgarlos allí donde Él dispuso que se dieran.

 

No soy un cuerpo. Soy libre.

Pues aún soy tal como Dios me creó.

 



Lección del día





Boletín mensual