Lección 219

No soy un cuerpo. Soy libre. Pues aún soy tal como Dios me creó.


1. (199) No soy un cuerpo. Soy libre.

 

Soy el Hijo de Dios. Aquiétate mente mía, y piensa en esto por un, momento. Luego regresa a la tierra, sin confusión alguna acerca de quién es aquel a quien mi Padre ama eter­namente como Su Hijo.

 

No soy un cuerpo. Soy libre.

Pues aún soy tal como Dios me creó.

 

 



Lección del día





Boletín mensual