Más allá de los límites de tu mente

menú

Artículos

Cuidado, llega la hiperpaternidad

Agosto-2017, Marta Otero

Cuidado, llega la hiperpaternidad

Los expertos alertan: los niños de hoy son víctimas de una nueva epidemia de sobreprotección que les impide ser autónomos y les hace frágiles.

Si usted carga con las mochilas de sus hijos en cuanto salen del colegio, ¡cuidado!, podría entrar dentro una nueva categoría: los hiperpadres, temidos por maestros y pedagogos, que organizan hasta el último detalle de las vidas de sus hijos y no les dan opciones para valerse por sí mismos. 

Pero, además del pequeño detalle de la mochila, ¿cómo reconocer si formamos parte de ese grupo? La periodista Eva Millet lo define perfectamente en su último libro: los hiperpadres hablan en plural cuando se refieren a las cosas de sus hijos («hoy tenemos examen de matemáticas»), están obsesionados con que reciban la mejor educación (a poder ser, precozmente) en el mejor colegio o universidad, discuten constantemente las posiciones de maestros y entrenadores, planean numerosas actividades extraescolares y, sin embargo, no permiten que sus hijos participen en las tareas de la casa ni asuman obligaciones básicas como hacerse la cama o poner la mesa. 

Sabiendo cuándo decir “no”

Julio-2017, Jeff Foster

Sabiendo cuándo decir “no”

Hoy quiero hablar acerca de un asunto que parece ser mal interpretado dentro de la "comunidad espiritual".

Si nos aceptamos plenamente tal y como somos, aceptamos profundamente todas las situaciones tal y como se presentan y aceptamos completamente a los demás tal y como son, ¿significa que debamos siempre decir "sí" a todo y a todos, incluso si ese "sí" genera más violencia? ¿Significa que deberíamos volvernos pasivos y permitir que otros "nos pasen por encima", por decirlo de alguna manera? ¿El que "todo esté bien", significa que debamos perder nuestro poder de discriminación?

Por supuesto que no. La profunda aceptación es tan vasta que abraza tanto el "sí" como el "no" de la vida.

Por ejemplo, si alguien te golpea cada noche, ¿sería inteligente, sabio, bondadoso, en todo el sentido que estas palabras encierran seguir permitiéndolo; decir "sí", ya sea explícita o implícitamente, cuando en tus entrañas sientes un "no" —independientemente del amor que sientas por la otra persona?

Decir "no" a la violencia, al abuso o a cualquier aspecto que en el fondo de tu corazón no lo sientas adecuado, no es lo mismo que decir "no" a la vida en sí. Decir "no" no es necesariamente resistirse a la vida. Esto es tan, pero tan importante que lo entendamos.

El significado y simbolismo de la sexualidad

Julio-2017, Conferencia de Pathwork nº 207

El significado y simbolismo de la sexualidad

Saludos y bendiciones para cada uno de ustedes.  

Cada manifestación humana, sea natural, instintiva o hecha por el hombre, tiene un profundo significado espiritual. Toda experiencia humana siempre es simbólica de un significado más amplio, más profundo y más pleno. 

La conferencia de esta noche tratará acerca del significado espiritual de la sexualidad.  En una de las conferencias tempranas hablé de tres aspectos de la gran energía única, universal y creativa: la fuerza erótica, la sexual y la del amor.  Las tres son realmente aspectos de la misma fuerza.  Sólo aparecen como claramente diferentes dentro del reino estrecho del ego.  Usaré el término “sexualidad” para representar la fuerza creativa total y hablaré de su propósito y su significado espiritual tal como se manifiesta en el reino humano.  El modo en que se manifiesta la sexualidad varía de acuerdo con el desarrollo de cada ser humano.  Hablaremos del principio de la sexualidad en el individuo totalmente autorrealizado, en la persona promedio y en aquellos que tal vez están todavía en un nivel de desarrollo espiritual muy bajo y por lo tanto, están severamente bloqueados y escindidos.  

La verdad de la vida en la tierra

Junio-2017, Barry Long

La verdad de la vida en la tierra

Voy a contarte la verdad de la vida en la Tierra. Pero no te va a gustar.

No te va a gustar porque tú ya conoces esa verdad pero has decidido olvidarla. Te has empeñado en no recordarla. Así que vas a poner excusas para no oírla, para evitarla y dejarla en el olvido. Es esta:

No tienes derecho a ser infeliz – nunca

Pero tú crees que sí. Así que en tu ignorancia vives íntima y voluntariamente infeliz, has convertido a la infelicidad en tu compañera de vida. Tú eres propenso a estar deprimido, taciturno, preocupado, resentido, frustrado, quejoso y malhumorado en cualquier momento. Nadie puede fiarse de que vayas a estar mucho tiempo sin ser infeliz. La infelicidad es más cercana y querida para ti que cualquier hombre, mujer o niño en tu vida. Así que normalmente se interpone entre tú y los demás, sumiendo incluso tus relaciones entrañables en desacuerdos y discusiones. No obstante, tú, inmutable, insistes en vivir tus peliagudas y problemáticas emociones, obligando a vivirlas también a los que están a tu alrededor, hasta que a ti te vuelva a apetecer ser agradable y simpático… hasta la próxima vez.


Qué es trascender el Ego

Junio-2017, Ken Wilber

Qué es trascender el Ego

Precisamente porque el ego, el alma y el Yo pueden estar presentes al mismo tiempo, no será difícil comprender el sentido verdadero de ausencia del ego – expresión que viene causando inmensa confusión. Ausencia del ego no significa ausencia de un yo funcional (lo cual sería propio de un psicótico y no de un sabio); significa que ya no estamos identificados exclusivamente con aquel yo.

Uno de los muchos motivos de no saber lidiar con la noción de ausencia del ego es que deseamos que nuestros sabios en ego satisfagan nuestras fantasías relativas a santidad o espiritualidad, lo cual, habitualmente, significa que esas personas estén muertas del cuello para abajo, libres de los apetitos o deseos de la carne, eternamente sonrientes. Deseamos que esos santos no pasen por todas las cosas que nos incomodan – dinero, comida, sexo, relaciones, deseos. Los sabios en ego están por encima de todo eso – así lo deseamos. Queremos cabezas que hablen. Consideramos que la religión bastará para librarlos de todos los instintos básicos, de todas las formas de relación, considerando a la religión, no como una orientación para vivir la vida con entusiasmo, sino como guía para evitarla, reprimirla, negarla, huir de ella.

Resistencia a ver

Junio-2017, Andrés

Resistencia a ver

Mientras tu estado mental y emocional no sea lo más importante para ti en cada instante, no importa nada de lo que hagas, ni la importancia que tenga para ti. No importa lo urgente que creas que es cada asunto en el que te involucras para no ver nada más. Ni importan las consecuencias de no haberte ocupado “responsablemente” de ello ni ningún tipo de desenlace posible. Cada situación en la que decidiste involucrarte “afuera” era sólo una excusa más para no mirar la causa de todas ellas.

Es más honesto aquietarse por unos instantes y reconocer que en realidad no quieres ver. Ese reconocimiento libera a la mente de una gran tensión. Reconoces esa tensión cada vez que piensas en detener tu mente un momento de la vorágine de su absurda e inconsciente actividad, tan importante para ti. Mediante la práctica con los ejercicios puedes comprobar el enorme rechazo que sientes al pensar en aquietarte por un rato, y cómo tu mente trata de evadir ese momento en el que le entregas tu mente al Espíritu en paz. Por lo tanto, la paz no es lo que deseas todavía. El problema de no reconocer esto consiste en la enorme cantidad de tiempo que pierdes creyendo que quieres lo que todavía no deseas encontrar. 

Podemos ser honestos hoy y reconocer esto: que la paz es algo que te asusta, algo que contradice tu idea del mundo, de tus relaciones e incluso de ti mismo. Por lo tanto, llevar a tu mente a la paz por un momento sólo puede producir miedo, ya que en la paz el ego no puede prevalecer. Y si el ego es lo que crees que eres, creerás que en la paz mueres. Ésa es la razón por la que la práctica de los ejercicios resulta tan confrontante, la razón por la que olvidas con tanta facilidad el único propósito para el cual viniste a este mundo, y la razón por la cual mantienes una guerra oculta en tu mente hacia el contenido de este Curso.

De las relaciones adictivas a las relaciones iluminadas

Junio-2017, Eckhart Tolle

De las relaciones adictivas a las relaciones iluminadas


RELACIONES DE AMOR-ODIO

A menos que accedas a la frecuencia consciente de la presencia, todas las relaciones, y en particular las relaciones íntimas, acabarán fracasando y siendo disfuncionales. Puede que parezcan perfectas durante un tiempo, mientras estás «enamorado», pero esa perfección se altera invariablemente a medida que van produciéndose discusiones, conflictos, insatisfacciones y violencia emocional o incluso física..., momentos de tensión que suceden con creciente frecuencia. 

Parece que la mayoría de las «relaciones amorosas» pasan a convertirse muy pronto en relaciones de amor-odio. En ellas, el amor puede dar paso en un abrir y cerrar de ojos a una agresividad salvaje, a sentimientos de hostilidad o a la total ausencia del afecto. Esto se considera normal. 

Si en tus relaciones experimentas tanto un sentimiento de «amor» como su opuesto —agresividad, violencia emocional, etc. —, entonces es muy probable que estés confundiendo el apego adictivo del ego con el amor. No puedes amar a tu compañero o compañera un momento y atacarle al siguiente. El verdadero amor no tiene opuesto. Si tu «amor» tiene un opuesto, entonces no es amor, sino la intensa necesidad del ego de una identidad más completa y profunda, necesidad que la otra persona cubre temporalmente. Este es el sustituto de la salvación que propone el ego, y durante un breve episodio parece una verdadera salvación.

Por qué sigues siendo un imbécil a pesar de la meditación

Mayo-2017, Alejandro Cervantes

Por qué sigues siendo un imbécil a pesar de la meditación


No te ofendas.

Si te molesta la palabra “imbécil” puedes reemplazarla por “persona cuya identidad gravita alrededor de un sistema neurótico de creencias llamado ego.”

La mayor decepción de nosotros los meditadores modernos es continuar siendo imbéciles a pesar de la práctica de meditación. El nirvana, la trascendencia del ego, la disolución de los miedos, la siempre presente no-dualidad. Todos los productos que te vendieron en el brochure de la meditación tal vez sólo los acariciaste por breves momentos para luego volver al terrenal mundo de tus deseos y traumas.

La meditación no es inservible. Si no fuera por ella yo no estaría escribiendo esto y no sería consciente de que un gobierno clandestino comanda mis acciones el 99% de mi vida. A pesar de eso, conviene preguntarnos por qué seguimos gravitando al compás de las mismas acciones y creencias. ¿Por qué seguimos siendo terrenales? ¿Por qué sigues siendo un imbécil a pesar de la meditación?
 

Enfermedades de transmisión espiritual

Mayo-2017, Mariana Caplan

Enfermedades de transmisión espiritual

¿Realmente pensamos que sólo porque alguien ha estado meditando desde hace cinco años, o hace diez que practica yoga, va a ser menos neurótico que la persona de al lado? A lo sumo, tal vez será un poco más consciente de ello. Un poco. Es por esta razón por la que pasé los últimos quince años de mi vida investigando y escribiendo libros sobre el cultivo del discernimiento en el camino espiritual en todas las áreas arenosas (poder, sexo, la iluminación, los gurús, los escándalos, la psicología, la neurosis) así como las serias, pero también confusas e inconscientes motivaciones en el camino.

Como he conocido a cientos de maestros y miles de practicantes espirituales a través de mi trabajo y viajes, he sido golpeada por la forma en que nuestro punto de vista espiritual, perspectivas y experiencias acaban siendo “infectadas” por “contaminantes conceptuales”, dando lugar a una relación confusa e inmadura con los complejos principios espirituales. Estos “contaminantes” son invisibles pero tan insidiosos como enfermedades de transmisión sexual.

La siguiente clasificación no está destinada a ser definitiva, pero se ofrece como una herramienta para la toma de conciencia de algunas de las “enfermedades de transmisión espiritual” más comunes.
 

Disonancia cognitiva

Mayo-2017, Andrés

Disonancia cognitiva

La sensación que se produce cuando lo que se piensa no es congruente con lo que se siente o lo que se hace, y se tiene la necesidad de llevar a cabo un ajuste para sobrellevar la tensión que produce, recibe el nombre de "disonancia cognitiva". 

Esto es lo que da lugar a muchos tipos de fanatismo religioso, sectario, político y de cualquier otro tipo. La persona se siente identificada con conceptos e ideas, pero no los ha integrado aún, por lo que ante esa tensión que surge como consecuencia del conflicto interno se siente internamente obligada a forzar un comportamiento no natural que reafirme la creencia con la que quisiera estar alineado, pero que en realidad le produce un profundo rechazo. 

También da lugar a proyecciones que justifiquen su comportamiento y se enarbolan a sí mismas con actitudes "espirituales", "religiosas", "místicas", una especie de "cruzados" en defensa de aquello sagrado que es la verdad para ellos. 

Cuando alguien integra una idea, ésta se vuelve inconsciente como resultado de la repetición y el aprendizaje. Quien ha desarrollado una capacidad no suele hablar de ella, y muchas veces no es consciente de tenerla, ya que se vuelve parte de su vida cotidiana. Por eso resulta interesante observar que las personas que más hablan de algo son quienes menos conocen eso de lo que hablan. El mismo hecho de mencionarlo automáticamente a modo de reacción es ya en sí mismo un síntoma no sólo de no haberlo integrado, sino también de tener grandes resistencias para hacerlo.
 

Soledad, miedo y relaciones de odio especial

Abril-2017, Krishnananda

Soledad, miedo y relaciones de odio especial

Es en ese momento en que nos enfrentamos a nuestra soledad cuando la senda espiritual pierde sus fantasías románticas e idealistas. Esta experiencia no es como la visita a una librería de la Nueva Era o a una tienda holística de dietética. Cuando esta herida se reabre nos encontramos en la trinchera. Duele, y cada lugar de nuestra mente consciente desea evitar sentir el dolor. Nuestra relación con la vida y con los demás estará controlada por nuestro niño que exige y reacciona hasta que no estemos dispuestos a enfrentarnos a esa herida.

Nos encontramos -con ira o expectación- con el dolor, la decepción y la frustración. Nuestro viaje por la vida no puede ser pleno o dichoso y nuestras relaciones se desarrollarán en base a arreglos superficiales que cubren montañas de resentimiento. Nunca encontraremos una persona que nos proteja del miedo o dolor. Cuando retiremos esa proyección, podremos compartir el camino hacia la verdad con otra persona; pero hasta entonces, la pareja aún no es un amigo, sino alguien a quien lanzamos nuestras proyecciones para aliviar nuestro dolor.


Krishnananda
Extracto de "De la codependencia a la libertad: cara a cara con el miedo"

Juicio u Observación

Abril-2017, Neale Donald Walsch

Juicio u Observación

Mis queridos amigos...

He decidido que tengo que dejar de confundir el simple acto de hacer una observación con la negatividad.

Algunas personas, en un esfuerzo por “no poner ninguna energía negativa en el espacio”, se niegan a decir nada sobre nadie ni nada que pudiera interpretarse como negativo de ninguna manera. Y si alguien más dice algo acerca de alguna persona, lugar o cosa que no es del todo positivo, mucha gente va a criticar al que habla por “propagar energía negativa”.

Pronto, un cierto dogmatismo surge en torno a todo esto, y de repente se vuelve inaceptable en algunos círculos “nueva era” hacer otra cosa más que sonreír 16 horas al día y no decir nada más que cosas positivas acerca de todo. En estos círculos, cuando alguien ofrece el más mínimo comentario, predicción o descripción que sea poco menos que totalmente positivo, alguien más sin duda va a decir: “¿Estás queriendo crear eso?” o “¿Por qué estás creando eso?”.

Bypass espiritual: usando la "espiritualidad" como huida del dolor

Abril-2017, Laura Doria

Bypass espiritual: usando la

La supuesta conciencia se está transformando en gimnasia de consumo, usando la susodicha espiritualidad comprada en los centros de moda para evitar sentir el dolor necesario para los momentos de necesario aprendizaje y en aspectos no observados de la propia personalidad, lo que se está convirtiendo en una práctica cada vez más común, dentro de la zona confort de la cultura moderna y que su consumo tiene muchos e imprevisibles efectos secundarios.

La supuesta conciencia y el supuesto desarrollo espiritual muchas veces son usadas para evitar el dolor y no mirar en la dirección de nuestras verdaderas carencias, donde está el camino de salida, empleando una justificación que dice transmutar este dolor o descargarlo en algo cuando en realidad lo que hace es no lidiar con él. Esto es lo que se conoce en inglés como “Spiritual Bypassing”, un término acuñado por el psicólogo John Welwood,  que a grandes rasgos puede traducirse como  “evasión espiritual”.

Nuestra cultura está programada para evitar el hecho de que tendremos que morir algún dia, y al mismo tiempo engañándonos constantemente para evitar el dolor a toda costa, para rehuirlo, negarlo o despreciarlo, cuando todos estos procesos forman parte de la grandeza de la vida. Existe una herencia psicológica de represión, que empuja a las personas a buscar el placer y evitar el dolor.
 

Las dificultades

Abril-2017, Omraam Mikhaël Aïvanhov

Las dificultades

Las dificultades, si sabemos utilizarlas, nos ofrecen las mejores oportunidades para desarrollarnos. Pero en lugar de estudiarlas y de buscar el medio de superarlas, la mayor parte del tiempo nos ponemos a gemir, a llorar… Todo esto ocurre simplemente porque aún no hemos comprendido por qué el cerebro está situado en la parte más alta del cuerpo. Si lo hubiéramos comprendido en lugar de quedarnos abajo, en el corazón, en las emociones, en donde se sufre y se llora, nos esforzaríamos para elevarnos hasta la razón, la inteligencia, la luz.

Cuando tengan ganas de llorar, díganse: “Estoy de acuerdo, voy a satisfacerte: mira, incluso me preparo los pañuelos… pero espera un momento, antes voy a reflexionar”. Entonces reflexionan, buscan y encuentran una solución mucho más deprisa que si se dejan llevar por su pena. De lo contrario después de haberse estado lamentando durante tres o cuatro horas ya están agotados, aunque evidentemente están más calmados no avanzan, sino todo lo contrario: han desaparecido las energías, pero subsisten las dificultades. Y al día siguiente, todo sigue igual… Así pues, en lugar de permitir que los absorban sus sentimientos, déjenlos a un lado e intenten alcanzar dentro de ustedes otra región, una región espiritual que es pura razón, pura sabiduría, pura luz.


La relación especial

Abril-2017, Kenneth Wapnick

La relación especial

Son las distorsiones que introducimos en nuestras relaciones interpersonales lo que constituye el foco principal del Curso. Al sentir que somos muy vulnerables recurrimos a otros en busca de apoyo y los explotamos para satisfacer nuestras necesidades. Es este nivel de distorsión, que el Curso llama la “relación especial”, lo que se convierte en el aliado más poderoso del ego. Esta relación niega nuestra necesidad de Dios y la sustituye por la necesidad de gente especial y de cosas especiales. La relación especial descansa sobre la suposición de que hay algo carente en nosotros; una necesidad especial que creemos tener y que debe satisfacerse si queremos ser felices. 

El ego ve las relaciones únicamente en estos términos y en vista de esto la función de los demás se convierte en la de satisfacer las necesidades que experimentamos. Nuestra culpa hace que nos sintamos despojados, de modo que el “principio de escasez” gobierna nuestras vidas. Este principio es el sustituto del ego para la ley de abundancia de Dios. Al perder de vista nuestra verdadera plenitud en Dios, buscamos una falsa sensación de unidad en relaciones distorsionadas con los demás. Nos sentimos atraídos por aquellos que parece que mejor llenan nuestras necesidades y ellos, a su vez, se sienten atraídos por nosotros por la misma razón. Así, el hombre que quiere el amor y la protección de una madre es probable que se sienta atraído por una mujer que necesita servir de madre y proteger a un hombre.  

Pagar por enseñanzas espirituales

Marzo-2017, Andrés

Pagar por enseñanzas espirituales

De vez en cuando se da la situación en la que algunas personas se sienten ofendidas o sospechan de las enseñanzas espirituales en las que deba realizarse algún tipo de pago. Para arrojar un poco de luz sobre esta cuestión expondremos dos puntos de vista; la experiencia compartida por el maestro y escritor Drunvalo Melchizedek, y el punto de vista de Un Curso de Milagros en el Anexo "Psicoterapia: propósito, proceso y práctica" acerca de la cuestión del pago. 

 

EL DINERO COMO FLUJO DE ENERGÍA, POR DRUNVALO MELCHIZEDEK
 

Todos hemos escuchado la advertencia “es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja a que un rico entre en el reino de Dios”. Desde un punto de vista bíblico, el dinero - o al menos el amor al dinero - es la raíz de todo mal. 


Pero ¿por qué? 

Desde un punto de vista espiritual, el dinero y el materialismo son ilusiones que esconden la verdadera naturaleza y significado de la vida. Si nuestro verdadero propósito involucra el recordar y vivir un viaje sagrado que lleva hacia la conciencia continua de la presencia de Dios, entonces la obsesión con la riqueza y las posesiones nos puede perder. 


Entrevista a William Thetford

Marzo-2017, New Realities Magazine

Entrevista a William Thetford

Entrevista con William N. Thetford, Ph D
Revista “Nuevas Realidades” - Septiembre / Octubre 1984
 

 

Una franca conversación exclusivamente para nosotros con una de las dos “personalidades ocultas” detrás de la manifestación de uno de los sistemas de pensamiento más enigmáticos y profundos del siglo – Un Curso de Milagros. Quien fue una vez un agnóstico confeso, ahora el Dr, Thetford habla abiertamente de su papel secreto como redactor del Curso, y de la manera en que esto le afectó en su persona y en su trabajo en psicología, así como en las posiciones de prestigio que ocupó como profesor de Psicología Médica en el Colegio de Médicos y Cirujanos de la Universidad de Columbia, y como Director del Departamento de Psicología del Hospital Presbiteriano de la ciudad de Nueva York.

 

 


NR: Como una de las dos personas responsables de la redacción de “Un Curso de Milagros”, ¿qué impacto tuvo éste en su vida?

WT: La ha cambiado totalmente. Recuerdo haber escrito a máquina los primeros cincuenta principios sobre milagros que nos llegaron a través de Helen Schucman en el otoño de 1965, y darme cuenta de que si este material era verdadero entonces absolutamente todo aquello en lo que creía debería ser cuestionado, y que debería reconstruir totalmente mi sistema de creencias. En ese entonces, sin embargo, pensé que eso sería imposible. No sabía cómo poder hacerlo. No obstante sentía que sería un requisito que tendría que cumplir, ya que el material que llegaba a través de Helen en la fase inicial parecía demasiado auténtico y genuino. Por algún tiempo me sentí conmocionado; me preguntaba cómo sería posible llevar a cabo un cambio tan abrupto en mi percepción de la vida y del mundo. Más tarde me dí cuenta de que Dios es misericordioso y no nos pide que hagamos cambios tan abruptamente, que habría tiempo suficiente para empezar gradualmente a cambiar mi percepción.


Sectas y Un Curso de Milagros

Marzo-2017, Andrés

Sectas y Un Curso de Milagros

Un Curso de Milagros, como la mayoría de los estudiantes del Curso sabe o puede suponer, es considerado una secta por parte de la gran secta católica. Esto no es de sorprender cuando se comprende lo que significa la proyección y se sabe que durante siglos ha tratado de tener el monopolio sobre la conciencia humana. Pero para que el engaño sea efectivo no puede consistir únicamente en mentiras, sino que debe ofrecerse con partes de verdad, ya que la mente no está completamente loca, pero sí puede ser confundida. La gran estafa de la iglesia católica ha consistido simplemente en tomar el mensaje de Jesús y darle ciertos toques de culpa, autoritarismo, sacrificio, vergüenza, castigo, miedo, dependencia y desinformación, para de esa manera tener un aspecto tan atractivo para el ego, que acude en masa a sus ceremonias, tomadas prestadas de antiguos cultos paganos. Van en manada, especialmente en países con bajos niveles de alfabetización...a por su culpa...a por su culpa. No tienen reparos en denominar a sus feligreses como lo que consideran que son; rebaños. De cualquier forma, es tan perdonable como cualquier otra ilusión. 

Un Curso de Milagros no está exento de este tipo de manipulaciones. No nos estamos refiriendo a la poca preparación de una gran mayoría de personas que habiendo terminado el Libro de Ejercicios se sienten "llamadas" por su especialismo a impartir estas enseñanzas, que como mucho tan sólo degeneran en periódicas reuniones para tomar el té y divagar acerca de Dios y el amor. Acostumbradas a asistir a diferentes cursos de forma permanente creen que este es un curso más, y convocan a quienes se quieren autoengañar de la misma manera que ellos. En cualquier caso, incluso eso puede ser utilizado por el Espíritu para poner a cada uno en el verdadero nivel de aprendizaje-enseñanza que le corresponde más allá de los autoengaños. Estamos haciendo referencia principalmente a esta actitud una vez que es institucionalizada, jerarquizada y puesta en funcionamiento como una perfecta maquinaria de lavado mental.
 

Qué será de Un Curso de Milagros en el siglo XXI

Marzo-2017, Hugh Prather

Qué será de Un Curso de Milagros en el siglo XXI

Primero, un descargo de responsabilidad: La información que proveo aquí con respecto a los primeros tiempos del Curso contiene algunas observaciones personales, pero mayormente proviene de muchas conversaciones que mi esposa Gayle y yo tuvimos con Bill Thedford en el transcurso de varios años. Cualquier inexactitud se la pueden achacar a mi mala memoria con respecto a lo que Bill nos dijo, ya que nada de lo que aparece aquí ha sido tomado de libros ni biografías acerca del Curso. 

Bill pensaba que era muy divertido ver que muchos de los detalles “oficiales” acerca de cómo surgió el Curso no eran lo que él recordaba, aun cuando para esa época él era la única persona viva de los que habían comenzado con el Curso. Por ejemplo, un día se rió y dijo: “ahora dicen que el Curso se recibió en un periodo de ____ años. Siempre pensé que habían sido ___ años.” Mi propósito (más adelante se darán cuenta por qué) no es corregir detalles históricos y por eso no lo haré. “Meterse con los detalles” en lugar de meterse en Dios es lo que causa todos los problemas. 

La lección que Gayle y yo aprendimos fue, que a pesar de que Bill estuviese en desacuerdo con alguno de los “hechos” que se estaban documentando acerca de la vida de Helen, la suya propia, y algunas de las acciones que se estaban llevando a cabo en nombre del Curso, él no sentía la necesidad de imponer su postura a otros. Sin embargo, ten en cuenta que sí tenía una postura con respecto a este tema y muchos otros, y a menudo la verbalizaba, más lo hacía a modo de chiste. 

 

Las ascuas

Febrero-2017, Anónimo

Las ascuas

Durante algunos años estuve asistiendo a grupos de apoyo emocional. Nos reuníamos y compartíamos las experiencias que vivíamos, las emociones, las expectativas, los fracasos y los triunfos. Todos salíamos enriquecidos de esas reuniones, con ánimo y motivación renovados. No se muy bien por qué, pero un día dejé de ir. Mi vida por un tiempo siguió como siempre. Pensaba de vez en cuando en esas personas con las que había compartido tantas cosas, pero al cabo de un tiempo dejé de hacerlo.
Pasaron algunos años, y un día sentí una emoción que creí olvidada para siempre. Me invadía cierta inquietud y la sensación de que algo volvía a no encajar en mi vida. Retomé el antiguo hábito de buscar respuestas en mis viejos libros y también de buscar en mi entorno a alguna persona con la que poder compartir esas inquietudes que no me abandonaban. Entonces recordé a alguien de aquel grupo con quien había desarrollado una amistad en aquellos años. Recordé las largas conversaciones mientras tomábamos un té, los paseos por el campo y las disertaciones filosóficas que teníamos, donde resolvíamos el drama humano con unas cuantas palabras.

Busqué su teléfono por todas partes y al fin lo encontré. Estaba en un viejo papel olvidado en un cajón, entre tantas otras cosas. Le llamé, sin saber si me recordaría o si ya me habría olvidado. Cuando escuché su voz amable, muchos recuerdos llegaron a mi mente. Tras unas cuantas palabras acordamos que le haría una visita. 

Un curso incómodo

Enero-2017, Andrés

Un curso incómodo

Los Guerreros de la Luz de este mundo ya no caminan sobre él con una pesada espada ni una incómoda armadura. Ahora llevan consigo un pesado libro azul a casi todas partes. Se les puede ver llegar con él desde todas direcciones a su lugar de reunión, donde se enfrentan a mil y una batallas. Guerreros disfrazados de amas de casa, de madres y padres, de abuelos, de jefes o empleados…o cualquier otra cosa. Pero son Guerreros. Llevan la espada del conocimiento en sus mentes, el escudo de la sabiduría en sus corazones y una armadura de inocencia que les hace invulnerables.

Si ves su apariencia no parecen distintos de los demás, y sin embargo lo son. Es posible que ellos ni siquiera se den cuenta de que lo son, pero su luz brilla con mayor intensidad porque una parte del Cielo va con ellos donde quiera que vayan. Y esa luz les habla, les susurra suavemente las respuestas a sus preguntas, les dirige con ternura hacia lugares de paz y descanso, aún cuando ellos todavía quisieran seguir luchando con fantasmas que existen sólo en sus mentes y caminar hacia el olvido total.

Esa luz es la Respuesta a una verdadera pregunta planteada en algún momento. Es la Respuesta que llega al haberse puesto en duda mínimamente la realidad de este mundo loco. Son Guerreros porque van a la batalla a morir. Porque a pesar del dolor de las heridas continúan adelante. Sus ojos reflejan el dolor de la muerte mientras hacen una pregunta más. Y la respuesta, o la ausencia de ella, se clava en sus corazones sin ninguna concesión. Aún así, ellos siguen en pie. Algo les dice que si continúan un poco más encontrarán lo que por tanto tiempo estaban buscando.


Comienza un nuevo año

Enero-2017, Omraam Mikhaël Aïvanhov

Comienza un nuevo año

Hace centenares de años un pastor en la montaña se entretuvo en abrir con su bastón un pequeño surco en el suelo. ¿Y qué es un pequeño surco?... Pero después llegó la lluvia, la nieve, el hielo, el viento, el sol…y poco a poco este pequeño surco se fue ahondando, se fue ensanchando hasta convertirse en el lecho de un torrente. Esto tan sólo es una imagen, pero nos enseña que el mismo fenómeno se produce en el ser humano. Cada pensamiento, cada sentimiento es como un surco que trazamos en nuestra tierra interior, y todas las fuerzas psíquicas y espirituales que circulan en el espacio contribuyen también a ahondarla y a ensancharla.

Hoy empieza un nuevo año… ¿No sería éste el momento de trazar conscientemente un surco en nuestra alma? Concentraos en un pensamiento divino, formulad un deseo divino, y vivid toda esta jornada de tal manera que se grabe en vosotros. Los poderes celestiales serán alertados y vendrán a sosteneros en vuestros esfuerzos. Cada día estarán ahí para deciros: “Acuérdate que el primer día del año abriste un surco, continúa ahondándolo” y si lo escucháis, si continuáis pacientemente vuestro trabajo, un día os sentiréis atravesados por un río de luz.

Idolatría y especialismo

Noviembre-2016, Andrés

Idolatría y especialismo

Son muy pocas las relaciones maestro-alumno que escapan completamente al engaño y la manipulación que entrañan la idolatría y el especialismo. Pero para comprenderlo claramente es necesario primero identificar los síntomas de ambos comportamientos, que en el fondo son diferentes aspectos de la misma creencia: la culpa. Es importante recordar que el engaño siempre ocurre primero como consecuencia de dejarse confundir por las formas, sin prestar demasiada atención al fondo.

En este caso, el hecho de que alguien tenga algo que exponer ante un auditorio genera en la mente la ilusión de que, por ese simple hecho, esa persona posee algo de lo que los otros carecen. Partiendo de este punto y teniendo en cuenta que la mente que ha creído estar separada tiene una gran necesidad de consuelo y satisfacción, es muy fácil comprender que se proyecten todo tipo de fantasías e ilusiones sobre quien parece tener eso de lo que se carece.

Lo que ocurre a partir de entonces puede suponerse. La mente del alumno, habiendo dado por sentado que el maestro es especial, va a querer apropiarse de ese especialismo para sí, y requerirá de él la atención, el amor, la dedicación o el tiempo que considera justo para "equilibrar" la diferencia que ha imaginado existe entre ambos. 
 

El elefante encadenado

Octubre-2016, Jorge Bucay

El elefante encadenado

Cuando yo era pequeño me encantaban los circos, y lo que más me gustaba de los circos eran los animales. Me llamaba especialmente la atención el elefante que, como más tarde supe, era también el animal preferido por otros niños. Durante la función, la enorme bestia hacía gala de un peso, un tamaño y una fuerza descomunales... Pero después de su actuación y hasta poco antes de volver al escenario, el elefante siempre permanecía atado a una pequeña estaca clavada en el suelo con una cadena que aprisionaba una de sus patas.

Sin embargo, la estaca era sólo un minúsculo pedazo de madera apenas enterrado unos centímetros en el suelo. Y, aunque la cadena era gruesa y poderosa, me parecía obvio que un animal capaz de arrancar un árbol de cuajo con su fuerza, podría liberarse con facilidad de la estaca y huir.

El misterio sigue pareciéndome evidente: "¿Qué lo sujeta entonces? ¿Por qué no huye?"


El anillo del Rey

Octubre-2016, Sabiduría iniciática

El anillo del Rey

Hubo una vez un rey que dijo a los sabios de la corte:

- Me estoy fabricando un precioso anillo. He conseguido uno de los mejores diamantes posibles. Quiero guardar oculto dentro del anillo algún mensaje que pueda ayudarme en momentos de desesperación total, y que ayude a mis herederos, y a los herederos de mis herederos, para siempre. Tiene que ser un mensaje pequeño, de manera que quepa debajo del diamante del anillo.

Todos quienes escucharon eran sabios, grandes eruditos; podrían haber escrito grandes tratados, pero darle un mensaje de no más de dos o tres palabras que le pudieran ayudar en momentos de desesperación total… Pensaron, buscaron en sus libros, pero no podían encontrar nada. El rey tenía un anciano sirviente que también sirvió a su padre. La madre del rey murió pronto y este sirviente cuidó de él, por tanto, lo trataba como si fuera de la familia. El rey sentía un inmenso respeto por el anciano, de modo que también le consultó. Y éste le dijo:


Preguntas

Septiembre-2016, Jorge Bucay

Preguntas

La sesión había empezado con aquel mal rollo insoportable que se daba cada vez que yo llegaba al consultorio y no sabía de qué quería hablar y no hablaba. O sabía de qué quería hablar y no lo hacía. O me daba cuenta de que hubiera sido mejor no ir, pero ya estaba allí. O el gordo tampoco tenía ganas de hablar y no me ayudaba. O sí tenía ganas de hablar y se callaba.

Esas eran las sesiones silenciosas.

Sesiones densas.

Sesiones pesadas.


- Ayer escribí algo - le dije al gordo, por fin.

- ¿Sí?...

Breve respuesta, pensé

- Sí - contesté más breve aún.

- ¿Y?...- preguntó.

 

Ya me vuelve a fastidiar, pensé.

 

- Se titula Preguntas, pero no son preguntas.

- ¿Y qué quieres hacer con tus preguntas que no son preguntas?

- Me gustaría leerlas aquí contigo. No las he releído desde que las escribí anoche. Yo sé que no estoy buscando las respuestas, así que no quiero que contestes. Quiero que escuches. Quiero decir que son planteamientos, no preguntas.

- Entiendo...- dijo el gordo. Y se dispuso a escuchar.


El síndrome del hombre inerte

Septiembre-2016, Alma

El síndrome del hombre inerte

Hay demasiadas ideas de lo que un hombre debería ser. Aquí hablaremos de lo que no debería ser para dejar que su verdadera naturaleza aflore. Hay hombres por todas partes, y son hombres des-apasionados. No se conocen a sí mismos, y por lo tanto confluyen con la masa. Hacen lo que se espera de ellos y no lo que nace de sus entrañas. No son viriles. Son del sexo masculino porque así lo dictan sus genes, pero dentro de ellos hay temor. Temor a expresarse, temor a sentir, temor a no agradar o a no ser aceptados. Para evitar que sus más grandes miedos se manifiesten tiene que renunciar a algo: su virilidad.

El término "viril", deriva de vir (del latín "varón"), que comparte raíz con “virtud”. La virtus era el conjunto de comportamientos gracias a los cuales el vir podía mantenerse como tal. La virtud tiene que ver con estar en contacto con la fortaleza, las capacidades del alma, los profundos deseos y el propósito de vida. En la antigua Roma existían dos clases de hombres: el vir – el señor, el guerrero, el hombre libre, el que no es propiedad de nadie –  y el homo – el esclavo. En base a esto, podemos concluir que el mundo está constituido por una sociedad de homos, o lo que también podemos definir como el “síndrome del hombre inerte”. 

El rey mendigo

Agosto-2016, Sabiduría iniciática

El rey mendigo

Cuenta la historia que había un rey muy avaricioso que oprimía a todos sus súbditos con fuertes impuestos. A todos menos a uno. Se trataba de un viejo, que se negaba a pagar las altas sumas que se le exigían desde la corte. Esta negativa a pagar llegó hasta oídos del monarca que, picado por la curiosidad de ver quién osaba plantarle cara de esta manera, urdió un plan.
Este plan consistía en hacerse pasar por un mendigo y solicitar hospedaje en su casa, pues sabía que el viejo tenía un gran corazón. Una vez ganada su confianza con el tiempo y en el momento en que el rey impostor fuera dejado a cargo de las posesiones del anciano, avisaría a sus soldados para que vaciaran todas las dependencias de su casa y darle un escarmiento.

Y así ocurrió. Solicitó alojamiento y fue aceptado a convivir el tiempo que considerara necesario con él. Pero el rey desconocía que este anciano era un sabio, un iniciado, y había sabido leer correctamente en su mente las verdaderas intenciones que le habían llevado hasta ahí. Sin embargo no dijo nada. Día tras día fue compartiendo con el falso mendigo pequeñas gotas de su sabiduría, enseñanzas con las que, sin apenas darse cuenta, el rey iba poco a poco familiarizándose. Y el tiempo pasó. Y llegó el día en que el anciano tuvo que viajar para atender unos asuntos en otro lugar y ausentarse durante varios días, dejando a cargo de todos sus bienes al impostor.

Éste vio entonces la ocasión que había estado esperando para apropiarse de todas las posesiones del anciano, y cuando se dispuso a ello se dio cuenta de que ya no podía hacerlo. Ya no era el mismo que había llegado a esa casa. No podía llevar a cabo su plan, porque, debido a la cercanía con el maestro y su estrecha convivencia, se había impregnado de su conocimiento y elevado punto de vista, haciendo imposible que viera las cosas de la misma manera en que antes las había visto.

Relaciones de pareja felices

Agosto-2016, Andrés

Relaciones de pareja felices

Si te has sentido atraído por el título de este artículo es, con toda seguridad, porque aún participas de la hipnosis colectiva que cree que una relación así es posible. Creer que una relación de pareja puede ser feliz es creer que separar, pedir, condicionar, sacrificar o mentir puede hacerte feliz. ¿No existen entonces relaciones de pareja felices? Existen algunas relaciones felices, y es incluso posible que en su forma parezcan relaciones de pareja, pero te aseguro que no están limitadas ni condicionadas por las formas ni los nombres.

Es posible que hayas llegado a algunas conclusiones sobre las relaciones de pareja debido a tu propia experiencia o a las experiencias de personas a tu alrededor. Tienes algo de información al respecto. Pero si te dedicaras a tratar este tema con decenas y decenas de personas durante varios años  en profundidad, tu perspectiva y tus conclusiones serían muy distintas. Vamos a hacer aquí una descripción de cómo comienzan este tipo de relaciones, cómo se van desarrollando y cómo terminan en un inevitable final. Es posible que creas que conoces muchas relaciones de pareja que no han terminado, pero lo único que estás viendo es un cascarón vacío de lo que alguna vez pudo ser una relación, que ahora se mantiene en pie para dar fe de la comodidad, el miedo a la separación, los condicionamientos sociales o el sentimiento de culpa.

Aceptación

Julio-2016, Sabiduría iniciática

Aceptación

En un pueblo de pescadores vivía una joven que dio a luz a un niño sin estar casada. Sus padres se sintieron humillados y le preguntaron quién era el padre. Asustada, ella se negó a decírselo. El pescador al que amaba le había confiado en secreto que iba a marcharse a hacer fortuna y que volvería para casarse con ella. Sus padres insistieron. Desesperada, ella designó como padre a un monje que vivía en las montañas.

Los padres, ultrajados, se marcharon con la joven a casa del monje. Aporrearon la puerta hasta que abrió y le tendieron el bebé.

- Este niño es tuyo; por lo tanto tú eres el que debe cuidar de él.
- Si es así… – dijo el monje.

Cogió al niño en sus brazos y despidió a los padres con un saludo. Durante ese tiempo se dedicó a cuidar y educar al niño.

Pasó un año y el verdadero padre volvió para casarse con la joven. Inmediatamente se dirigieron a las montañas a la casa del monje para pedirle al niño.

- Danos a nuestro hijo. – le dijeron.
- Si es así... – respondió dándoles el  niño.

Feminidad VS feminismo

Julio-2016, Alma

Feminidad VS feminismo

Cuando una mujer conoce bien cuál es su lugar, no necesita un hombre que se lo dé; sin embargo, habrá uno a su lado que lo reconozca. La filósofa y dramaturga Mary Shelley hace dos siglos ya decía “No deseo que las mujeres tengan más poder que los hombres, sino que tengan más poder sobre sí mismas”. El hombre no es verdugo de una mujer que no se valora a sí misma. Ese hombre es su lacayo, está a su merced, a su entera disposición cumpliendo todos y cada uno de sus deseos más inconscientes. 

Ignorantes de la fortaleza que se halla en un ego humilde, se asocia erróneamente la mansedumbre con el sometimiento. Por ello son las propias mujeres las que niegan su naturaleza femenina, pasando por alto que la receptividad es todo un valor que denota una capacidad intrínseca de dar. Por otra parte, la malagueña María Zambrano afirmaba que “Todo extremismo destruye lo que afirma”. Por esta razón la actitud reactiva feminista es contradictoria en sí misma. No es más que un intento de igualarse al hombre, negando cualquier virtud de la mujer, tratando paradójicamente de “defender los derechos de la mujer”. Es innegable que mujeres y hombres somos diferentes en muchos aspectos, pero esto no habría de verse como una limitación sino como una gran oportunidad de desarrollo y aprendizaje.


Alma

El mundo está hecho para conformistas

Diciembre-2015, Alma

El mundo está hecho para conformistas

Cuando uno siente que su vida se detiene, hay veces en las que lucha por continuar y otras, las más audaces, decide no dejarse retrasar por algo tan poco valioso.

El mundo está hecho para conformistas. Para aquellos para los que merece la pena despertar cada mañana y "comerse el mundo". Para emprendedores, inventores, visionarios, activistas, empresarios y tantos becarios. Para los que ven en cada situación un motivo para seguir literalmente ilusionados. Para los que creen encontrar la salvación en eternos futuros proyectos que no hacen más que perpetuar la eterna cuestión: ¿Quién soy?

Nuestra historia es un dibujo de esos que se van configurando según unes los puntos. Todos viven entretenidos pasando del 1 al 2, del 2 al 3,… y así sucesivamente. Nos cuentan que hay una cantidad indefinida de puntos y que nos focalicemos en seguir cada paso, porque el resultado es indefinidamente bueno. Entonces estamos centrados en pasar de un número a otro,  llenos de expectativas por el que vendrá. Y así pasan los años, como insulsos trazos que nunca completan el dibujo. 

La bestia interior

Octubre-2015, Andrés

La bestia interior

“A los mensajeros del miedo se les adiestra mediante el terror, y tiemblan cuando su amo los llama para que le sirvan. Pues el miedo no tiene compasión ni siquiera con sus amigos. Sus mensajeros saquean culpablemente todo cuanto pueden en su desesperada búsqueda de culpabilidad, pues su amo los deja hambrientos y a la intemperie, instigando en ellos la crueldad y permitiéndoles que se sacien únicamente de lo que le llevan. Ni el más leve atisbo de culpabilidad se escapa de sus ojos hambrientos. Y en su despiadada búsqueda de pecados se abalanzan sobre cualquier cosa viviente que vean, y dando chillidos se la llevan a su amo para que él la devore.
No envíes al mundo a esos crueles mensajeros para que lo devoren y se ceben en la realidad. Pues te traerán noticia de carne, pellejo y huesos. Se les ha enseñado a buscar lo corruptible, y a retornar con los buches repletos de cosas podridas y descompuestas. Para ellos tales cosas son bellas, ya que parecen mitigar las crueles punzadas del hambre. Pues el dolor del miedo los pone frenéticos, y para evitar el castigo de aquel que los envía, le ofrecen lo que tienen en gran estima.”
 

La responsabilidad como antesala de una relación madura

Septiembre-2015, Alma

La responsabilidad como antesala de una relación madura

A lo que más tememos no es a la muerte, sino a la vida. Y vivir supone madurar, a lo cual nos negamos porque implica soltar demasiados apegos. De este modo nos convertimos en niños vestidos de traje con unas enormes hombreras que nos hacen quedar ridículos. Nos camuflamos detrás del miedo al ridículo incapaces de ver que ya lo estamos haciendo con las ideas patéticas que reforzamos acerca de nuestra persona.

Creemos que nuestras motivaciones van encaminadas a la supervivencia del cuerpo, pero su máxima es la supervivencia de todo aquello que nos da identidad como ego. El cambio resulta atemorizante debido a que la separación fue la primera experiencia que tuvimos de cambio. El ser humano trata de controlar lo incontrolable al haber creído que la sustancia contiene a la mente y al haber negado la condición del cuerpo como vehículo de aprendizaje. 

A la minoría siempre

Julio-2015, Andrés

A la minoría siempre

El famoso poeta y escritor Juan Ramón Jiménez solía dedicar sus obras a una minoría de personas que consideraba podrían conectar mejor con su manera de expresarse. Un Curso de Milagros hace una mención similar cuando afirma que “todos son llamados, pero son pocos los que eligen escuchar”. En el Manual para el maestro también se hace referencia a esta característica que algunos pocos tienen, la escucha, y que les lleva por sendas poco transitadas por la mayoría cuando afirma que hay quienes son llamados a cambiar las circunstancias de sus vidas casi de inmediato, mas éstos son generalmente casos especiales. A la gran mayoría se les proporciona un programa de entrenamiento que evoluciona lentamente, en el que se corrige el mayor número posible de errores previos”. Vamos a referirnos en este artículo a ese camino que sólo algunos pocos recorren en su peregrinar por este mundo.

Aunque las señales están disponibles para todos en forma de libros, maestros y cursos, de ello no se deduce que sean comprendidas por la mayoría. De ahí tales expresiones como “quien tenga oídos para oír que oiga” o “quien tenga entendimiento que entienda”. El hecho de que una información esté escrita en un idioma conocido no significa que su significado sea comprensible para todos.

Insolentes

Junio-2015, Alma

Insolentes

No corras la cortina – exhortó él.
Ya ha amanecido y el sol brilla – dijo ella.
Precisamente por eso – replicó –  si la luz entra no podré mantener intacta mi oscuridad.
 
Lo que nos hace tan desdichados es la negación: la falta de aceptación, otorgar realidad a la  muerte, el rehusar hacer cualquier movimiento que sea distinto a “lo de siempre”. Nos defendemos constantemente de una forma tan habitual que esta defensa nos pasa completamente desapercibida.

Si se nos propusiera estar un día completo sin dar nuestra opinión acabaríamos con la lengua sangrando de tantas veces que nos la morderíamos. Tener una personalidad precisa de una reafirmación constante para mantenerla. La idea de lo que creemos que somos es profundamente endeble, y lo sabemos, por eso nos vemos en la obligación de defenderla a capa y espada. Se trata de una hazaña tan exhaustiva como infructuosa. Por un lado, eso que tratamos de defender no es real y por otro, no hace más que poner capas y capas de tiempo para evitar que lo que realmente somos aflore.

Tienes algo en la cabeza

Abril-2015, Andrés

Tienes algo en la cabeza

Un parásito es un ser vivo que se aloja en otro ser del que se nutre, utiliza como hogar e incluso le sirve para protegerse de sus enemigos. Tal vez te interese saber que en tu cabeza hay un parásito, aunque no lo puedas ver. O sería más apropiado decir que el parásito está en tu mente. Al igual que existen virus virtuales que infectan los ordenadores, también existen virus mentales que afectan a tu cordura. En la película “Revólver” hay una escena en la que el protagonista, que sufría de claustrofobia, se queda encerrado en un ascensor. Comienza a escuchar entonces una voz en su cabeza que le habla haciéndole ver enemigos por todas partes. Pero hay una diferencia, y es que ahora se da cuenta de que esa voz le está hablando. Cuando ocurre esto, el embaucador interno trata de convencerle, al principio haciéndose pasar por su amigo y, al no conseguir que le crea, se comporta de forma violenta y desesperada. Al final de la escena, una voz en off afirma que "su mayor estafa fue hacerte creer que él es tú". De esta forma, el parásito mental consigue que tú trabajes para él mientras crees que lo estás haciendo para ti.

El ego siempre llama dos veces

Marzo-2015, Alma

El ego siempre llama dos veces

El ego es ese seductor nato que nos embauca y en quien confiamos incondicionalmente. Es lo que hace que nuestra parte más oculta siga oculta. Es con quien hacemos un pacto tácito de confidencialidad, quien nos recuerda lo malos y miserables que somos, pero nos garantiza que nuestro secreto está a salvo con él. Por eso lo cuidamos, mimamos y protegemos con recelo y esperanza como si fuera nuestro amante más secreto o nuestra aventura más apasionada.

Todas las expectativas de salvación que ponemos sobre él hacen que le sigamos ciegamente sin cuestionar nada de lo que pensamos, puesto que la familiaridad que sentimos por su sistema de pensamiento es el respaldo al que nos queremos aferrar. Nos parece tan descabellado no fiarnos de él como lo sería poner en duda el “amor” de nuestro padre, a pesar de ser opresor y maltratador, al dar por hecho que la propia condición der ser padre asegura algún tipo de calidad en la relación. Se trata de la única figura paterna que hemos conocido, y por lo tanto la única referencia que tenemos de lo que es un padre. Lo mismo ocurre en cuanto al ego, al que hemos convertido en la “certeza” que secundamos y con el que nos hemos fusionado, siendo esta tremenda identificación con él lo que merma nuestra capacidad de escindir. La ausencia de perspectiva ha hecho que no consideremos necesario el cuestionarnos nada, pues lo que conocemos lo es todo para nosotros. Por otra parte, se trata de una creencia apoyada socialmente, o mejor dicho, alimentada por el apoyo social. Eres aprobado en la medida en que entras dentro de la competición de egos o de lo contrario dejas de ser aceptable. La pregunta es ¿por quién quieres ser aceptado?

Libertad de elección

Enero-2015, Andrés

Libertad de elección

No puedes tomar decisiones en absoluto. Cualquier decisión que tomas es sólo una apariencia de elección. Tampoco puedes perdonar a nadie, ni hacer que el tiempo exista. Los planes de futuro son fantasías acerca del control que crees que puedes ejercer en tu vida. Nada de lo que crees haber elegido en tu vida ha modificado en lo más mínimo el hecho de que sigues durmiendo. Tal vez el sueño ha cambiado de forma, pero sigue siendo un sueño. Cuanta más fe tengas en tu capacidad de elección, más profundo será tu sueño. Ninguna decisión que se haga en función de tu percepción de este mundo o de lo que crees ser tiene ningún efecto ni lo podrá tener nunca. El único cambio que puede ocurrir es que despiertes, y eso no depende de ninguna decisión que tomes en este mundo, sino que ya ha sido tomada por ti antes de que creyeras en la posibilidad de elegir.

¿Quién elige? ¿En función de qué opciones? Sólo son formas de sueños dentro de sueños. Mientras el controlador siga estando al mando de la mente, el verdadero Gobernante esperará en silencio. Cuando el controlador se vuelve humilde y admite su incapacidad para elegir, las verdaderas elecciones son tomadas por ti y para ti. Pero tampoco puedes elegir ser humilde. Se trata de la misma arrogancia del ego que cree que puede iluminarse. Si lo pudiera hacer no sería ego, sino conocimiento, y el conocimiento no concibe ningún cambio ni nada que hacer en absoluto.

Historias para no dormir

Diciembre-2014, Alma

Historias para no dormir

Es mejor estar desencantado de la vida que obnubilado por el “amor”, pues solo desde la des-ilusión uno puede agitar la inconsciencia sobre la que yace.

Tragamos kilos y kilos de mentira sin borrar de nuestro rostro una indolente sonrisa bobalicona. Nos hemos prostituido ante la vida rodeándonos de “clientes” a los que manipulamos con nuestra necia complacencia, empezando por la familia y como marionetas inertes permitimos que nos sodomice el esquizofrénico interno por el que nos hemos dejado guiar y al que hemos seguido como artefactos atemorizados por la culpa para evitar el futuro castigo que nos hemos creído. No nos planteamos el móvil que guía nuestros actos, ni dejamos de arrodillarnos ante el miedo para evitar toparnos con la verdad y así darnos cuenta de que no somos nada, pues nada de lo que hemos creído hacer tiene valor. Somos tan ingenuos como niños creyéndonos los amos de un mundo que no somos capaces de entender y del que nos protegemos constantemente, pues al no comprender nada de nuestra existencia solo podemos esperar que cualquier cosa ocurra. Encerramos a los animales en zoológicos porque necesitamos sacar fuera la rabia y el sufrimiento de estar encerrados en nuestra propia ignorancia. Hemos tratado de controlar guiándonos por el “sentido común” de nuestra sociedad por lo que estamos totalmente desbocados y perdidos.

Matar a los padres

Octubre-2014, Andrés

Matar a los padres

Uno de los principales obstáculos con los que se encuentran las personas en su proceso de sanación mental es la relación con sus padres. Para entender por qué esto es así es necesario primero comprender cómo la figura de los padres, primera referencia que tenemos en el mundo, afecta a la idea que tenemos sobre nosotros mismos. Como Un Curso de Milagros explica El propósito de las enseñanzas del mundo es que cada individuo forje un concepto de sí mismo. Éste es su propósito: que vengas sin un yo, y que fabriques uno a medida que creces. Y cuando hayas alcanzado la "madurez", lo habrás perfeccionado, para así poderte enfrentar al mundo en igualdad de condiciones y perfectamente adaptado a sus exigencias.” (T31.V/1)

Aunque hay ciertas características genéticas y un bagaje previo (el nacimiento no es el principio) que determina la manera de procesar la información que se interpreta en la infancia, la interacción con quienes nos relacionamos de forma más estrecha durante los primeros años de vida es determinante para modelar la idea que cada uno tiene de sí mismo. En este punto es fundamental comprender en qué se basa la relación especial, ya que toda relación de pareja comienza siendo una relación de odio, encubierta con apariencias de amor, pero sin llegar a serlo, a no ser que los miembros de dicha pareja tengan un propósito claro y conjunto de sanar sus mentes a través de la relación, lo cual, por lo general, suele darse en algunos casos de forma puramente anecdótica.
 

La muerte consciente

Agosto-2014, Alma

La muerte consciente

Una parte muy profunda de ti muere. Muere, en perfecta calma; mas, aún así, muere.

Acarrea pena, sin embargo no es dolor; es un final…y consecuentemente un principio. Puede ser la emoción del cambio, del tomar conciencia, de la aceptación, de adquirir una perspectiva diferente, del fin de la ilusión o del comienzo de una nueva fantasía. No nos exime de bloqueo emocional como barrera de protección y de una aparente frialdad…no obstante, es solo la generación de un hábito; unos zapatos nuevos que se amoldan al pie, o un pie que se acostumbra a los zapatos.

Algo muy interno se rompe en ti. Aflora una profunda tristeza que se agota en sí misma arrastrada por un río de lágrimas, como un tumor que recorre tu cuerpo hasta el exterior llevado por borbotones de sangre. Todo queda limpio. Se deja llevar por la corriente sin resistencia, ya no hay nada que ocultar, ya no hay que fingir más…tus miserias salen a la luz. Ya no hay nada que temer. Llanto aparentemente inexplicable, regado de algo de locura…pero con tintes de verdad. 

La demencia no puede ser total, siempre hay una reconexión con nuestra esencia, nuestra savia y nuestra parte más sabia. Comienzan a agotarse todas las defensas, los irreverentes recursos de manipulación, las proyecciones, los sentimientos de autocompasión, ahora empiezas a estar en ti.
 

Monogamia y Un Curso de Milagros

Junio-2014, Andrés

Monogamia y Un Curso de Milagros

La expresión "amaos los unos a los otros" ha encontrado una excepción aparentemente justificada; la monogamia. El hecho mismo de poner ambas palabras juntas, amor y monogamia, hace que algo chirríe en alguna parte profunda de la mente. Esto es así porque inmediatamente sale al "rescate" la idea de que existen diferentes tipos de amor.
 
Para entender correctamente la cuestión de la monogamia, que el Curso explica profundamente en la sección llamada "Las leyes del caos" es importante tener claro primero qué es el especialismo, y cuál es su origen. Comenzaremos con lo siguiente:
 
Una vez que se niega el conocimiento mediante el proceso de la separación aparece la incertidumbre. Esto hace que se pierda la certeza acerca de la identidad. Este olvido produce una sensación de carencia y confusión profunda. Para tratar de mitigar el conflicto la mente inventa una identidad falsa, una idea sobre uno mismo, la cual debe ser única, especial y diferente a cualquier otra (primera ley del caos). Para poder mantener esa idea vigente se necesita contrastar con otras ideas, de forma que gane definición. 

El patito feo no tiene quien le entienda

Marzo-2014, Andrés

El patito feo no tiene quien le entienda

Cuenta el cuento que un huevo de cisne fue a parar al territorio de los patos, donde fue incubado, naciendo el pequeño cisne entre todos ellos. Según fue creciendo sentía la necesidad de encajar entre todos pero no lo conseguía. Al parecer, a su alrededor estaban perfectamente adaptados a su vida de patos, pero él era rechazado constantemente, a pesar de que buscaba su aprobación. Era ridiculizado por su extraño graznido y por su aspecto algo diferente. A pesar de todos sus esfuerzos no conseguía sentirse parte de aquel entorno. Un día fue a llorar su tristeza a la orilla de un lago, donde una cisne paseaba con sus pequeños. Ella le reconoció como parte de su familia y entonces él comprendió por qué no conseguía adaptarse a aquel mundo donde, a pesar de tener un aspecto similar a ellos, no era igual.
 
Este cuento describe la situación que algunos viven en este mundo. A pesar de estar vestidos con cuerpos humanos, este no es su entorno. Algunos de ellos se dan cuenta muy pronto, casi desde que tienen conciencia de estar aquí, de que hay algo extraño en este mundo que no encaja. Aún así, como el cisne del cuento, intentan adaptarse a él, pero sin lograrlo. Según sus características mentales desarrollarán diferentes comportamientos.

Amorosopatía y perdonicidio

Diciembre-2013, Andrés

Amorosopatía y perdonicidio

En el siguiente artículo examinaremos un comportamiento muy habitual que suele desarrollarse en torno a las enseñanzas de Un Curso de Milagros. Hablamos de la “amorosopatía”, un comportamiento que se manifiesta en forma de “perdonicidio”. Definamos primero qué es la amorosopatía.
 
Todo aquel que carece de amor en su vida es porque lo ha rechazado. Si lo ha rechazado es porque lo ha juzgado como una amenaza para su identidad. Esta carencia de amor puede identificarse por sus diferentes síntomas: disociación o bloqueo de las emociones, situaciones conflictivas habituales en su vida cotidiana de las que no se responsabiliza, relaciones personales disfuncionales, etc.
 
Éstas son características comunes a todos aquellos que han negado el amor. Lo que diferencia a un “amorósopata” de otros perfiles psicológicos es el mecanismo de defensa inconsciente que utiliza para tratar de compensar todo ese dolor. El “amorósopata” tiende a negar automáticamente cualquier emoción incómoda o dolorosa que pueda sentir, y en su lugar utiliza todo aquello que, como su nombre indica, es considerado amoroso.